lunes, 28 de enero de 2019

Conferencia Regional de GLOBAL CLASSROOMS en el CRIF Las Acacias, 23 de enero de 2019



Nuestros alumnos madrugaron este miércoles 23 de enero para acudir a la Plaza de la Remonta a unas horas intempestivas, mucho antes de que fuera de día, antes de que abriera el instituto, antes incluso de que hubieran plantado el instituto, como alguno dice, todo por su sentido de la puntualidad y su responsabilidad abrumadora. Acudieron debidamente acicalados y cumpliendo con la etiqueta solicitada para el evento que les aguardaba: la conferencia regional de Global Classrooms en el CRIF Las Acacias.

Los diez alumnos seleccionados, representantes de los alumnos de su clase, representantes de todos los alumnos del instituto, llegaban con los deberes hechos, la materia bien aprendida, las prácticas ya realizadas, los discursos, argumentos y prácticas muy bien ejercitadas.


Atrás quedaban meses de preparación, de estos diez alumnos, de sus profesores y de sus compañeros para perfeccionar las habilidades necesarias para participar en estas conferencias temáticas con los procedimientos y las prioridades de las Naciones Unidas.

Habían tenido que investigar sobre el tema asignado este año, Violencia Juvenil y Delincuencia Juvenil como consecuencia de las condiciones socio-económicas desde la perspectiva de países muy distintos y sobre todo desde las de los países que les habían sido asignados para la Conferencia: Afganistán, Argentina, Noruega, Nueva Zelanda, Sudáfrica.


Adelante quedaba un largo viaje hasta el CRIF Las Acacias en metro, y una larga jornada en la que verían puestas a pruebas sus virtudes. Aprovecharon el viaje en metro para ir repasando ligeramente, para relajarse, para terminar de pulir los últimos flecos de sus intervenciones y para disfrutar del trayecto relajado en el metro en compañía de los profesores acompañantes, de las asignaturas de Geografía e Historia y de Inglés Avanzado.

Cuando llegaron al centro de las convenciones, puntúales como un reloj, pudieron reencontrarse con su principal preparadora, la Auxiliar de Conversación Caroline Hutton, que tan extraordinaria labor ha hecho con ellos, y con otra profesora del departamento de Inglés que acudía para ayudarles y acompañarles y asistirles.

El desafío estaba a punto de comenzar.

En unos pocos minutos los alumnos fueron citados a sus distintas salas de reuniones: comités Unicef 1, Unicef 2, Unicef 3. Cada uno de los profesores acompañó a un grupo de alumnos distintos a una sala distinta y Caroline se despidió para acudir a otra sala distinta a presidir el Comité de Derechos Humanos que se reunía para tratar el otro tema asignado para este concurso, la Violencia de Género, en este ciclo de conferencias.


Una vez en las salas, nuestros alumnos se pusieron manos a la obra. Se presentaron debidamente en el turno de llamada, cada pareja con un país distinto en salas de reuniones con unas quince delegaciones nacionales distintas. Nuestros alumnos cumplieron el primer desafío del día, el Discurso de Apertura o Opening Speech con unas actuaciones más que sobresalientes. Especialmente comentado fue el discurso de Aya y Lisa con la nación de Sudáfrica, con una poderosísima alocución al auditorio, mirando a todos y cada unos de los intervinientes a la cara, haciendo un profundo alegato. Pero la verdad es que nuestros alumnos estuvieron todos extraordinarios.



Justo a continuación vino la segunda ronda de la conferencia, el Moderated Caucus o Debate Moderado, en el que los países comenzaban a debatir sobre las distintas cuestiones que los debates iban abriendo: pobreza infantil, abusos, desigualdad económica, faltas de escuelas, la necesidad del poderío de la educación y la cooperación internacional para la solución de todos estos problemas. Cada delegación iba comentando la cuestión desde la perspectiva de la nación que tenía asignada, haciendo siempre referencias a las intervenciones de los anteriores países y mostrando respeto a las preocupaciones que otras delegaciones comentaban.


Si en la primera parte o Opening Speech el reto era presentar y resumir la compleja problemática y la articulada posición de un país, contra el reloj, en voz clara, lengua inglesa y ante auditorios de más de cuarenta personas, ahora en el Moderated Caucus el reto era demostrar su extraordinaria capacidad de escucha y de espíritu crítico, sus habilidades de empatía, sus virtudes para la cooperación y la creación de alianzas. A todo correr, en inglés, con un sistema de turnos y petición de palabra, levantándose a hablar ante los auditorios, con más de treinta alumnos y cerca de veinte adultos escuchándoles atentamente, pensando a la velocidad del rayo, actuando y decidiendo en apenas décimas de segundo, mostrando sus grandísimas cualidades de diálogo y elocución.







Suena quizás tremendamente imponente, pero lo cierto es que nuestros alumnos demostraron una extraordinaria capacidad de respuesta y una maravillosa capacidad de adaptarse a las circunstancias y disfrutarlas. Fue para nosotros una delicia ver a Sihao y a Mara, mostrando las respuestas de Afganistán, a Paulo y a Alina, dando las de Noruega, a Llun y a Víctor actuando por Nueva Zelanda, a Aya y Lisa con Sudáfrica, a Achraf y Raidy con Argentina. Hemos de contar aquí que los profesores asistíamos boquiabiertos a las intervenciones de nuestros alumnos, no porque no conozcamos las virtudes de nuestros alumnos, sino porque aquí se elevaron por encima de todo lo que habíamos visto hasta ahora, porque agarraron la ocasión e hicieron actuaciones extraordinarias que recordarán (o deberían) durante todas sus vidas.

Podemos (debemos) confesar que en esos momentos, sobre todo cuando empezó la tercera parte o Unmoderated Caucus, una fase en la que los delegados se levantan, se buscan unos a otros, se encaran en corrillos y en negociaciones, los profesores éramos ya meras estatuas, maravillados espectadores, pues ya éramos superfluos, irrelevantes, innecesarios, pues nuestros alumnos ya no tenían ninguna necesidad de nosotros, entregados como estaban a esa frenética actividad parlamentaria, con su absoluto dominio de la materia encargada.




Espectadores de lujo, eso sí, porque teníamos butacas privilegiadas para ver ese espectáculo. Como directores de orquesta que ya no necesitan dirigir nada, porque la orquesta va sola, nos dedicábamos a mirar, a observar, a intercambiar impresiones de nuestro asombro, nuestra fascinación, nuestra rendida admiración de sus actuaciones.


Pudimos aprovechar para cambiarnos de aula en aula, y tener cada uno la fortuna de ver a todos y cada uno de nuestros superdelegados: a Sihao y a Mara como un binomio perfecto de defensa de los afganos, a Llun y a Victor en el centro de las negociaciones en su comité, a Aya, Lisa, Achraf y Raidy en los grandes debates de su sala, a Alina y a Paulo en perfecto tandem, una negociando resoluciones y otro negociando los votos y los apoyos.

Fue espectacular. Tuvimos un pequeño parón para el almuerzo, en que Caroline pudo bajar con nosotros y comimos en la cafetería y en el patio adyacente. Los alumnos estaban radiantes, entusiasmados, haciéndose fotos unos con otros, por insitutos, riendo, hablando y descansando pues después de la comida tocaba volver a subir a las salas de reuniones y enfrentarse a las prouestas de resoluciones y a las votaciones, que eran la cuarta y última parte de la Conferencia.




Nuestro entusiasmo y alegría fue aún mayor ver los nombres de las delegaciones de nuestros alumnos como propulsores de las mayores resoluciones en los Comités, por ejemplo podemos recordar ver el nombre de Noruega en algunos de esos documentos. Que nos perdonen si nos olvidamos de mencionar más ocasiones, pero es que había tantas ocasiones de maravilla y deslumbramiento que olvidamos recordarlas todas.

Nuestros alumnos cumplieron asombrosamente en estas actuaciones de
Global Classrooms -Modelo Naciones Unidas, y no fue por la preparación unicamente de estos últimos meses (aunque la labor de la Auxiliar de Conversación Caroline, ha sido decisiva) sino por la estupenda cualidad de nuestros alumnos y de todos sus preparadores, tanto los que han tenido a lo largo de la secundaria y la primaria como de los formadores estupendos que han tenido en sus hogares.


No se puede sobreestimar la importancia de lo que estos alumnos hicieron este pasado miércoles, no ya sólo para ellos, sino para cualquier alumno del centro. Demostraron no sólo que la capacidad de estudio y manejo de temas complejos no están tan sólo a la altura de los adultos (de hecho habría que ver cuantos adultos seríamos capaces de actuar como lo hicieron ellos) no sólo que se puede estudiar y aprender de estas fascinantes maneras (en ese sentido, la actividad de Global Classrooms – Modelo Naciones Unidas es una experiencia única y formidable), no sólo demostraron todas esas cosas, sino que demostraron además cuánto valen todos y cada uno de los alumnos de este instituto.

Ya sólo por eso, les tenemos que dar unas inmensas Gracias. A todos vosotros, Gracias Campeones.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Empresarios de la Energía en 3º de la ESO

Una de las actividades más divertidas que han realizado nuestros alumnos de 2º y 3º de la ESO en la asignatura de Física y Química ha sid...